1 de enero de 2010

En defensa de tu interés

  LA GENERALITAT QUIERE EVITAR QUE IMPULSO RECURRA   IMPULSO CIUDADANO presentó recurso contencioso-administrativo contra el Departamento de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña por considerar contrario a derecho el articulo 6.d) del Decreto 155/2010, de 2 de Noviembre, de la dirección de los centros educativos públicos y del personal directivo profesional docente (DOGC núm. 5753 - 11/11/2010). El precepto impugnado dice: la dirección dirige y lidera el centro desde el punto de vista pedagógico y entre sus funciones le corresponden específicamente, “Garantizar que el catalán sea la lengua vehicular de la educación, administrativa y de comunicación utilizada normalmente en las actividades del centro, en los términos que establece el título II de la Ley 12/2009, tal como se concreten en el proyecto lingüístico que forma parte del proyecto educativo del centro”. Este precepto habilita, por ejemplo,  al Director del centro educativo a sancionar a un profesor que dé las clases en castellano o a impedir que el castellano se convierta también en lengua vehicular de enseñanza o de las actividades administrativas. El régimen lingüístico que han de aplicar estos directores es el que emana de la Ley 12/2009, de Educación de Cataluña (LEC). IMPULSO CIUDADANO lo considera inconstitucional y por ese motivo ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que anule ese artículo del Decreto y que, previamente, interponga cuestión de inconstitucionalidad contra la LEC.  La demanda argumenta extensamente las razones de la inconstitucionalidad. En el siguiente enlace  podéis leer la demanda, la contestación de la Generalitat y las conclusiones del pleito: http://www.impulsociudadano.org/demandas/   EL ABOGADO DE LA GENERALITAT PIDE QUE SE DECLARE INADMISIBLE QUE LAS ASOCIACIONES PUEDAN PRESENTAR RECURSOS CONTRA LAS DISPOSICIONES GENERALES QUE REGULAN LA POLÍTICA LINGÜÍSTICA El pleito está en la fase final, únicamente pendiente de que la Generalitat presente sus conclusiones, pero ahora el Abogado de la Generalitat, basándose en una sentencia del TSJC de 9 de mayo de 2012, ha presentado un escrito por el que pretende que el Tribunal declare inadmisible el recurso contencioso-administrativo porque, según la Administración catalana,  IMPULSO CIUDADANO no tiene legitimación para impugnar este Decreto. Alega, con cita de esta sentencia que no es suficiente “la defensa del ejercicio del bilingüismo lingüístico efectivo por parte de la asociación recurrente para entender acreditada la legitimación, ya que no es suficiente la obtención de una recompensa de orden moral o solidaria o el beneficio de carácter cívico o de

1 de enero de 2010

La inmersión lingüística no ha sido avalada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

IMPULSO CIUDADANO expresa su posición ante el contenido del auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña relativo a la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el régimen lingüístico del sistema educativo catalán. 1.- En primer lugar, rechaza por inexacta la interpretación que ha hecho el Gobierno de Cataluña de la resolución judicial. Es completamente falso que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña haya avalado la inmersión lingüística obligatoria en catalán. El Tribunal no se pronuncia sobre ello. Es más, la única defensa de las posiciones de la Generalitat se contiene en el voto particular de la sentencia, es decir de 24 magistrados solamente una ha defendido que el catalán sea la única lengua vehicular de enseñanza en el sistema educativo catalán. 2.- El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña declara expresamente que la Generalitat no ha ejecutado debidamente el fallo de la sentencia del Tribunal Supremo que, se ha de recordar, obligaba a la Administración educativa catalana a adoptar las medidas necesarias para hacer del castellano también lengua vehicular. 3.- Impulso Ciudadano lamenta que la resolución procesal del asunto se demore a una nueva resolución del Tribunal Supremo, dado que son muchos los alumnos catalanes afectados por un sistema que impide hacer del castellano y catalán las lenguas vehiculares de forma equilibrada y racional en una sociedad bilingüe. En todo caso, se ha de entender de la lectura del auto que en aquellos centros educativos en los que cursen las alumnos afectados por la sentencia se ha de reintroducir el castellano como lengua vehicular junto con el catalán. 4.- Impulso Ciudadano rechaza la manipulación de la opinión pública llevada a cabo por las autoridades catalanas y advierte que, en modo alguno, puede darse por finalizado el conflicto en la escuela catalana mientras se sigan conculcando los derechos de miles de padres y alumnos que defienden la educación bilingüe en Cataluña. En este sentido, se ha de recordar que ya existen abiertos nuevos procesos judiciales que denuncian la inconstitucionalidad del sistema educativo catalán. 5.- En todo caso, es imprescindible que, para resolver esta situación conflictiva que se arrastra desde hace muchos años, el Gobierno de la Nación impulse las medidas legislativas necesarias, en concreto en la Ley Orgánica del Derecho a la Educación, para reconocer el derecho de los españoles a ser educados en castellano en todo el territorio nacional. En Barcelona, a ocho de marzo de

1 de enero de 2010

IC interpone recurso de casación contra la sentencia del TSJC

IC interpone recurso de casación contra la sentencia del TSJC por desestimar el recurso contra el decreto de dirección de centros docentes También denuncia la manipulación nacionalista que presenta la reforma educativa del Gobierno como un ataque al catalán cuando ni siquiera asegura la condición del castellano como lengua vehicular. Ante la información publicada en varios medios de que el TSJC ha desestimado el recurso contencioso administrativo contra el Decreto de la Generalitat de dirección de centros docentes, Impulso Ciudadano pone de manifiesto que si bien es cierto que el Tribunal desestima el recurso también es verdad que hace una interpretación favorable a la cooficialidad lingüística del precepto impugnado que obligaba a los directores de los centros públicos a garantizar que el catalán fuera la lengua vehicular de enseñanza, administrativa y de comunicación en las actividades de los centros docentes. Es decir, que lo que afirma el Tribunal es que los directores de los centros docentes deben velar tanto para que el catalán como el castellano sean lenguas vehiculares de educación de acuerdo con la doctrina que estableció el Tribunal Constitucional en sentencia 31/2010 sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña. Por lo tanto, es radicalmente falso que el TSJC avale que el catalán es la única lengua vehicular de enseñanza. Impulso Ciudadano ha presentado el recurso de casación, admitido a trámite por el TSJC, contra la sentencia fundamentalmente por considerar que no cabe una interpretación favorable al mantenimiento de la norma sino su derogación en aras del principio de seguridad jurídica y, por ello, ha defendido que antes de resolver el recurso se planteara cuestión de inconstitucionalidad contra la Ley de Educación de Cataluña. Esta pretensión la reproducirá ante el Tribunal Supremo por entender que el régimen lingüístico en Cataluña es claramente contrario a los artículos 3 (cooficialidad lingüística), 27 (derecho a la educación) y 14 (igualdad de los españoles) de la Constitución. Impulso Ciudadano lamenta la campaña de tergiversación y manipulación que está llevando a cabo, una vez más, el nacionalismo catalán. En esta línea consideramos que la reforma educativa que impulsa el Gobierno de España es insuficiente para garantizar la presencia normalizada de las dos lenguas oficiales en la educación catalana. Por lo tanto no estamos ante un proceso de ataque al catalán, como torticeramente se sostiene, sí por el contrario ante un proyecto nuevamente fallido que no asegura la educación bilingüe a los alumnos catalanes.   Barcelona a

1 de enero de 2010

Impulso Ciudadano recurre las instrucciones de la Generalitat para el curso 2013-1014

Lamenta que no haya adaptado el sistema educativo a las resoluciones de los Tribunales y advierte de su posible contenido prevaricador. Solicita que suspenda la entrada en vigor de la resolución. Advierte que si el Departamento no resuelve esta petición antes del día 22 de agosto, la citada resolución dejará de producir efecto. La asociación Impulso Ciudadano ha presentado recurso de alzada ante la Consellera Irene Rigau contra la resolución de 21 de junio de 2013 de la Secretaría General del Departamento por la que se aprobaron los documentos que han de regir el curso 2013-2014 por considerar que la resolución deliberadamente ignora la doctrina del Tribunal Constitucional y las sentencias del Tribunal Supremo sobre usos de las lenguas vehiculares en los centros educativos catalanes. En concreto, el documento denominado “El tractament i l’ús de les llengües al sistema educatiu. El projecte lingüístic” sólo contempla al catalán y al occitano en el Valle de Arán como lenguas normalmente empleadas como lenguas vehiculares y de enseñanza del sistema educativo, ignorando que según han dispuesto los Tribunales el castellano también ha de ser lengua vehicular. El Departamento no prevé la posibilidad de una enseñanza bilingüe (catalán-castellano) o trilingüe  (catalán-castellano-inglés) y no fija la proporción de las lenguas como vehiculares en la enseñanza. Sí regula, en cambio, lo que denomina la atención lingüística individualizada en la primera enseñanza  a pesar de que el Tribunal Supremo ha vetado expresamente este método pedagógico ignorando la doctrina que obliga a adoptar las medidas adecuadas para implantar el modelo de conjunción lingüística. Impulso Ciudadano lamenta  la cerrazón del Departamento que no puede alegar desconocimiento del ordenamiento jurídico y que llega incluso a repetir por dos veces  la regulación de la atención lingüística individualizada, como si quisiera hacer ostentación y alarde de su desacato y actitud prevaricadora. Impulso Ciudadano ha solicitado que el Departamento suspenda la entrada en vigor de esta resolución y ha recordado que si no resuelve esta petición antes del día 22 de agosto, la citada resolución dejará de producir efecto.

1 de enero de 2010

Cataluña, Tal Cual critica la cumbre de Mas sobre la LOMCE

CATALUÑA TAL CUAL DENUNCIA LAS FALSEDADES DE LOS DEFENSORES DE LA INMERSIÓN LINGÜÍSTICA OBLIGATORIA EN CATALÁN Y PIDE QUE LA REFORMA EDUCATIVA CONTRIBUYA A FORMAR BUENOS CIUDADANOS SIN DISCRIMINACIÓN POR RAZÓN DE LENGUA. El Proyecto de Ley la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que actualmente se tramita en el Congreso de los Diputados y la reacción desmesurada e hipócrita de Gobierno catalán y de los representantes de los partidos políticos nacionalistas y separatistas de Cataluña, hacen necesario por parte de las Entidades que integramos CATALUÑA, TAL CUAL aclarar una serie de puntos: PRIMERO. Desde la implantación del modelo de inmersión lingüística obligatoria en Cataluña el debate sobre las lenguas de escolarización está abierto y permanecerá así hasta que no se regule y aplique un régimen respetuoso con los derechos lingüísticos de los alumnos catalanes. El vigente, es discriminatorio y, vistos los resultados lectivos del mismo, debe ser considerado un modelo fracasado. Dicho lo anterior, consideramos imprescindible la aprobación de un régimen lingüístico generalizado con unos principios básicos comunes para toda España. Por ello, saludamos que las Cortes Generales, haciendo uso de su competencia, debatan y estén en vías de aprobar el primer intento de regulación de la enseñanza en las lenguas oficiales en una Ley de Educación estatal. Ello no obsta para que reclamemos que, en el curso de la tramitación, se clarifiquen algunos aspectos confusos, se reconozca un modelo respetuoso e igualitario con la cooficialidad lingüística y se incorpore y facilite el cumplimiento de la doctrina del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo sobre esta materia. SEGUNDO.- CATALUÑA TAL CUAL lamenta que por parte de los asistentes a la “Cumbre de rechazo de la LOMCE” se promuevan posturas que excluyen, sin ningún tipo de rubor, a la comunidad lingüística castellanohablante de Cataluña, y que contribuyen significativamente a empeorar el rendimiento escolar de sus integrantes. Consideramos censurable que, en una sociedad en la que un alto porcentaje de la población tiene el castellano como lengua materna y en la que, por las razones que sean, es el idioma de circulación de gran parte de las ideas y de la información, se admita por sus dirigentes públicos que esta lengua tenga en el sistema educativo un tratamiento de lengua marginal. Asimismo, reclamamos de las formaciones políticas y de las Administraciones educativas catalanas actitudes sensatas y conciliadoras para la escuela y que no conviertan a los alumnos en rehenes de posiciones