Impulso Ciudadano reprueba que el Presidente Sánchez llame «piolines» a los policías nacionales

Impulso Ciudadano manifiesta su preocupación e indignación por la intervención de hoy, en la sesión de control parlamentaria, en el Congreso de los Diputados, del Presidente del Gobierno, quien se refirió a los policías y guardias civiles que prestaron servicio en Cataluña en 2017 como “piolines”, en un contexto crítico con su actuación.

Es necesario recordar que, en 2017, los nacionalista desafiaron la Constitución y el Estado de derecho, amenazando la integridad territorial de España y los derechos de los ciudadanos. La respuesta a aquel desafío fue ordenada por el Gobierno de entonces, del Partido Popular, pero contó con el apoyo del PSOE e incluyó el envío de personal de los cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que cumplieron de
manera ejemplar con su difícil misión, realizada en el marco de sacrificios personales y familiares, y ante la hostilidad manifiesta de los nacionalistas.

Que el Presidente del Gobierno de España haya empleado hoy, para referirse a esos funcionarios, la misma expresión despectiva que entonces usaron los nacionalistas, no aparenta ser un simple error sino parte de un intento de reescribir lo que sucedió entonces.

El que los nacionalistas sean ahora aliados del Gobierno no cambia que en 2017 perpetraran el ataque más grave a la democracia desde la Transición. Un ataque que, lejos de haber sido repudiado, es constantemente enarbolado por los socios del actual Gobierno.

Impulso Ciudadano reivindica el servicio que entonces prestaron a nuestra democracia los agentes desplazados a Cataluña, rechaza cualquier intento de blanqueamiento de las actuaciones de los nacionalistas, y pide a todos los actores políticos con convicción democrática que muestren un rechazo claro a las palabras pronunciadas hoy por el Presidente del Gobierno de España.